El proyecto VULCANO constata nuevas anomalías en las inmediaciones del volcán submarino de El Hierro

El buque oceanográfico Ramón Margalef, del Instituto Español de Oceanografía, regresa a la isla del meridiano para realizar el proyecto VULCANO, un intenso muestreo físico-químico-geológico y biológico alrededor de toda la periferia herreña. VULCANO presta especial interés a la zona de la erupción submarina de la isla de El Hierro, donde después de un año y medio, investigadores del Centro Oceanográfico de Canarias e investigadores del grupo QUIMA de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, constatan una anomalía significativa en la temperatura, salinidad, pH, alcalinidad y CO2 entre otros parámetros medidos sobre el volcán submarino.

VULCANO (Volcanic eruption at El Hierro Island. Sensitivity and Recovery of the Marine Ecosystem), es un proyecto de investigación del Plan Nacional, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad y fondos FEDER. Está liderado por el Centro Oceanográfico de Canarias, del Instituto Español de Oceanografía (IEO) y colaboran La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, La Universidad de La Laguna, el Banco Español de Algas y el Museo de la Naturaleza y el Hombre de Tenerife. El objetivo principal es caracterizar la variabilidad espacio temporal de las propiedades físico-químico-geológicas y biológicas de toda la periferia de la isla de El Hierro desde superficie hasta los primeros 2000 metros de la columna de agua. Se realiza a bordo del buque oceanográfico Ramón Margalef, del Instituto Español de Oceanografía, que regresa nuevamente a la isla de el meridiano, donde realizó su primera campaña oceanográfica. VULCANO está liderado por el científico titular del Centro Oceanográfico de Canarias, Eugenio Fraile, que a su vez ya había liderado las anteriores campañas Bimbache en la isla de El Hierro.

Anomalías sobre el volcán submarino

VULCANO acaba de terminar un estudio exhaustivo de tres días de duración en las inmediaciones del volcán submarino de la isla de El Hierro. Se realizaron 36 estaciones hidrográficas desde superficie hasta el fondo para la determinación de más de 40 parámetros físico-químico-biológicos como temperatura, salinidad, concentración de oxígeno, nutrientes, pH, CO2, alcalinidad, pCO2, carbono inorgánico total, clorofila, zooplancton, fitoplancton y bacterias, entre otros. Además, acaba de colocar la primera fase del anclaje submarino sobre el cráter del volcán (video, www.vulcanoelhierro.es/instalada-la-primera-fase-del-fondeo), que permitirá a los investigadores y a cualquier ciudadano a través de su web, conocer el estado del agua sobre el volcán.

Los investigadores informan de que el volcán submarino continúa registrando parámetros físico-químicos anómalos, como ya constataron durante la campaña del Instituto Español de Oceanografía RAPROCAN en diciembre de 2012, pero ahora, las anomalías son mucho más altas y además, existe un aumento significativo de la temperatura del agua ligada al fondo de hasta 3 grados. El pH medido ha sido de 7.4, lo que supone una acidificación de 0.5 puntos con respecto a condiciones normales. La salinidad, la alcalinidad y el carbono inorgánico total presentan también valores altos con respecto a lo normal. Sin embargo, en ningún caso se detectó concentraciones significativas de compuestos reducidos de azufre. A falta de una análisis definitivo, las comunidades de zooplancton presentan valores de abundancia y biomasa relativamente normales.

Ecogramas sobre el volcán submarino de El Hierro. Figura izquierda muestra anomalía en el cráter del volcán (flecha). Figura derecha durante una de los muestreos de la anomalía en el tiempo (rectangulo).

VULCANO pone rumbo ahora a la zona noroeste de la isla de El Hierro, epicentro de los recientes sismos con magnitudes de hasta 4.9 en la escala de Richter, donde continuará con los estudios de la columna de agua.

El Instituto Español de Oceanografía (IEO), es un organismo público de investigación (OPI), dependiente de la Secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación del Ministerio de Economía y Competitividad, dedicado a la investigación en ciencias del mar, especialmente en lo relacionado con el conocimiento científico de los océanos, la sostenibilidad de los recursos pesqueros y el medio ambiente marino. El IEO representa a España en la mayoría de los foros científicos y tecnológicos internacionales relacionados con el mar y sus recursos. Cuenta con nueve centros oceanográficos costeros, cinco plantas de experimentación de cultivos marinos, 12 estaciones mareográficas, una estación receptora de imágenes de satélites y una flota compuesta por siete buques oceanográficos, entre los que destaca el Cornide de Saavedra, el Ramón Margalef y el Ángeles Alvariño. El Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y, en particular, el Programa Operativo de I+D+i por y para el Servicio de las Empresas (Fondo Tecnológico), participa en la cofinanciación de los buques Ramón Margalef y Ángeles Alvariño, así como en el Vehículo de Observación Remota (ROV) Liropus 2000.